Image default
Videos

Albrecht Reimold explica cómo ha hecho Porsche para reactivar su línea de producción paso a paso

“Una hazaña increíble y un gran esfuerzo de equipo”

Stuttgart. Porsche detuvo la producción el 21 de marzo debido a la crisis del coronavirus. Desde principios de mayo, los vehículos han comenzado a salir de las líneas de ensamblaje nuevamente en las plantas de Stuttgart y Leipzig. Albrecht Reimold, miembro del Consejo Directivo de Porsche AG, responsable de Producción y Logística, explica cómo el fabricante de automóviles deportivos ha incrementado la producción paso a paso.


Sr. Reimold, Porsche ha estado produciendo autos deportivos nuevamente durante un mes. ¿Cómo ha sido el reinicio?

No poder producir durante seis semanas fue un duro golpe. El 21 de marzo, inicialmente solo suspendimos la producción durante dos semanas. Sin embargo, los cuellos de botella en las cadenas de suministro mundiales no permitieron un reinicio ordenado tras esos 15 días. Cuando pudimos reiniciar la producción a principios de mayo, hubo un gran alivio. Desde entonces, hemos aumentado la producción paso a paso. Todos nuestros colegas están muy motivados. El estado de ánimo es excelente, a pesar −o gracias a− las precauciones especiales y las medidas de higiene. Muchos me han dicho personalmente que están felices de estar aquí nuevamente.


¿Cuántos empleados de la producción no trabajaron durante el receso obligatorio?

En total, aproximadamente un tercio de la fuerza laboral de Porsche se vio afectada. No todos los empleados se vieron afectados por la reducción laboral. Adicionalmente, aprovechamos para disminuir las cuentas de horas de trabajo y las vacaciones acumuladas de los empleados. En Zuffenhausen, más de 7.000 empleados del área de producción tuvieron que ir a casa. En la planta de Leipzig, el tiempo de no producción afectó a más de 3.000 empleados. No registramos ningún trabajo de tiempo parcial en producción desde mayo. Estamos aumentando la producción, construyendo autos deportivos nuevamente y haciendo nuestra contribución para impulsar de nuevo la economía en Alemania. Tenemos que generar ingresos nuevamente para asegurar nuestra viabilidad futura.


Al aumentar, ¿hubo alguna diferencia entre las plantas en Stuttgart y Leipzig?

Conceptualmente, todo salió de la misma manera. Coordinamos el reinicio detalladamente entre la producción, el departamento de compras y nuestros proveedores. A principios de mayo, los autos deportivos salieron nuevamente de las líneas de ensamblaje en nuestras fábricas. La producción del Cayenne, en la planta de VW en Bratislava, ya había comenzado dos semanas antes, pero en un número menor, para no ejercer una presión excesiva en las cadenas de suministro desde el principio y provocar nuevos cuellos de botella en el suministro de piezas.

La asociación europea de automóviles (ACEA) había exigido que la producción de automóviles en Europa incrementara al mismo tiempo porque esta es la única forma de evitar cuellos de botella. Finalmente, cada país hizo más o menos lo suyo…

La pandemia afectó a cada país y a cada región en diferentes grados. También en Alemania, el sur está más afectado que el norte. Por supuesto, un enfoque coordinado en Europa hubiera sido deseable. Sin embargo, las condiciones para esto no se cumplieron. Para nosotros, esto significó un poco más de esfuerzo de planificación porque tuvimos que coordinarnos con los proveedores individuales en Francia, España o Italia, por mencionar algunos. Cada modelo de auto requiere necesidades específicas y por lo tanto debemos tomar acciones diferentes para cada uno.


¿Porsche tuvo que apoyar a los proveedores financieramente porque se quedaron sin dinero?

Eso pasa a veces. En Porsche, mantenemos alianzas de cooperación con nuestros socios. Apenas nos enteramos de una emergencia financiera nos mantenemos unidos, como en una familia. Mi colega del Consejo Directivo responsable de adquisiciones, Uwe-Karsten Städter, está en contacto permanente con nuestros proveedores. En algunos casos, apoyamos a las empresas, en otros no pudimos ayudar. Sin embargo, este último caso no afectó a los fabricantes de piezas, sino a los proveedores de sistemas de producción. Ambos plantean grandes desafíos para nosotros.


¿Cuándo esperan alcanzar un nivel de producción normal?

Hemos aumentado la producción continuamente en las últimas semanas. Después de menos de cuatro semanas, hemos alcanzado un alto nivel y nuestra capacidad regular nuevamente. En algunos puntos estamos incluso un poco mejor de lo que estábamos antes de que fuera detenida la producción. Fue una hazaña increíble y un gran esfuerzo de equipo. Me gustaría agradecer a todos mis colegas por sus esfuerzos. No se trataba de una cuestión de rutina. Juntos hemos demostrado una vez más de lo que es capaz la familia Porsche cuando todos sus miembros unen fuerzas.


Los empleados ahora tienen que usar máscaras faciales. Existen otros requisitos extensivos de protección de la salud. ¿Cómo lo han tomado los empleados?

En Porsche, las personas son en el centro de todo lo que hacemos. Por lo tanto, hemos examinado toda la jornada de trabajo: la forma de trabajar, de ingresar a la fábrica, el trabajo en sí, los descansos, el regreso a casa de manera segura. Hay un manual de más de 60 páginas solo para el área de producción. Hasta ahora, nuestra experiencia ha sido excepcionalmente buena, y el comportamiento de los empleados es ejemplar. Si existe alguna duda de parte de la fuerza laboral en algún proceso, lo revisamos y corregimos si es necesario.


¿Cómo pueden asegurar que nadie vaya a trabajar enfermo?

En nuestra empresa no tomamos la temperatura a los empleados al llegar a la puerta de la fábrica. Hacemos un llamamiento a la interacción social mutua y de confianza. Todos los empleados han recibido pautas de comportamiento que exigen colaboración. Saben qué hacer si se sienten mal por la mañana o si experimentan ciertos síntomas. En ese caso deben quedarse en casa. Desde nuestro punto de vista, la mejor manera de cuidarnos todos es con el compromiso individual. En las últimas semanas esto ha demostrado ser una estrategia correcta.

¿En qué medida se ha visto afectado el ritmo normal de la producción porque algunos empleados no hayan podido regresar a trabajar porque tienen covid-19 o porque han estado en contacto con alguna persona afectada por la enfermedad? 

Inmediatamente después de la aparición del coronavirus en China, creamos un grupo interdisciplinario de expertos y monitoreamos el virus y sus consecuencias desde el principio. En la fase pico, también hubo algunos contagiados de covid-19 en Porsche; Afortunadamente, nadie ha tenido un caso complicado. Casi todos nuestros empleados están saludables nuevamente.


Los virólogos advierten que otra ola de coronavirus podría llegar en el tercer trimestre del año. ¿Cómo evalúa este riesgo?

El comportamiento personal es decisivo. Si todos se adhieren a las medidas de protección básicas: mantener la distancia, toser y estornudar higiénicamente, lavarse las manos regularmente, entonces, según los expertos, el virus es manejable. Si somos indisciplinados e imprudentes, podría haber una segunda ola. Dentro de nuestra fábrica hemos establecido amplias medidas y reglas para evitar esto.


Económicamente, el año en su conjunto dependerá en gran medida de si los clientes quieren o no comprar autos nuevos en medio de la crisis.

Nuestra base es excelente. En los últimos años hemos estado trabajando duro para ampliar nuestro portafolio de modelos. Nuestro primer auto deportivo totalmente eléctrico, el Porsche Taycan, se ha convertido en el ‘auto del año’. La cartera de pedidos es buena. Nos complace especialmente que ningún cliente haya retirado su compra en las últimas semanas. Sin embargo, la situación es extremadamente diferente en todo el mundo. El negocio en nuestro mercado más grande, China, ha tenido un buen comienzo nuevamente. La demanda nos da esperanza. Sin embargo, todavía es demasiado pronto para los pronósticos. Desde la perspectiva de hoy, somos optimistas y nos atrevemos a tomar aún más impulso para la segunda mitad del año.


Dice que ningún comprador ha roto su promesa de compra, pero aun así no pudieron producir autos durante seis semanas. ¿Es usted lo suficientemente flexible como para compensar el déficit antes de fin de año?

No sería un buen jefe de producción si no pusiera en su lugar todas las piezas necesarias para ponernos al día tanto como sea posible. Específicamente, esto significa que utilizamos todos los recursos de la empresa para producir tantos vehículos como sea posible. El primer paso fue que regresamos la producción a nuestro nivel normal en un tiempo realmente corto. En un segundo paso, acordamos otras medidas especiales con el Comité de Empresa; por ejemplo, turnos adicionales algunos sábados.

Related posts

Cómo los “concept cars” de Hyundai ofrecen una perspectiva del futuro cercano

Tester.pe

Modelos deportivos BMW son presentados en Perú

Tester.pe

CITROËN CON BONOS INCREÍBLES: ÚLTIMAS UNIDADES DE LA SUV CITROËN C3 AIRCROSS

Tester.pe